¿Volverá a estar el dólar por debajo de los 3.000 pesos este año?

Analistas explican que a corto plazo se mantendría sobre esta cota y para final de año bajaría.

Dólares

Archivo Portafolio.co

Reuters

POR:
Portafolio
julio 11 de 2017 - 04:04 p.m.
2017-07-11

El dólar volvería a estar por debajo de los 3.000 pesos, más en el rango de los 2.900 para final de año, de acuerdo a analistas consultados por Portafolio.co.

Sebastián Díaz, del Banco de Bogotá, considera que en el corto plazo, con la nueva caída de los precios del petróleo, el alza de las tasas de interés en Estados Unidos y el retiro del estímulo monetario en la Unión Europea, los riesgos para el valor del dólar en el país son alcistas, por lo que la Tasa Representativa del Mercado (TRM) se mantendrá por encima de los 3.000 pesos.

Lea: (¿Cuál ha sido el precio más alto del dólar en la historia de Colombia?).

Alexander Ríos, de Estratégica, piensa que el alza del valor del dólar ha sido influenciado por los bajos precios del petróleo, el bajo crecimiento de la economía y el consumo interno en Colombia, en donde también resultó un marco fiscal de mediano plazo muy regular.

Mientras que Camilo Silva, de Valora inversiones, cree que para este segundo semestre se espera que el dólar fluctúe en un rango promedio mayor en precios que en el primero, entre 2.950 y 3150 pesos comparado con lo visto en el primero, que fue entre 2.850 y 3.000 pesos.

Lea: (Cuatro factores que llevaron al dólar a los niveles más altos del año).

“Esto porque para que llegue de nuevo a máximos de 3.400 pesos o similares tendría que darse un desplome del petróleo por debajo de los 35 dólares el barril o que el país pierda un escalón en su calificación en los próximos meses”, agrega Silva.

Díaz sostiene que las últimas predicciones indican que el dólar volverá a niveles de 2.900 pesos a finales de año, principalmente debido a que los precios del petróleo estarán en una media de 55 dólares durante el segundo semestre.

Explica que aunque los precios del petróleo no tienen la misma correlación que antes con el peso, cuando se movían en la misma proporción, de todas maneras sí lo afecta.

Aparte del valor del crudo, Ríos agrega que es importante que la economía colombiana recupere la senda del crecimiento sostenido y un aumento del consumo interno, como consecuencia de la acelerada baja de las tasas de interés por parte del banco de la República.

“Está reactivación haría que vuelvan a llegar capitales de mediano y largo plazo nuevamente al país, ya que al consumir, las empresas generan ganancias, lo que atrae fondos, lo que llevaría a un dólar cercano a los 2.900 pesos”, agrega.

Algo que podría afectar el precio del dólar al alza es que el país pierda el grado de inversión por parte de las agencias calificadoras internacionales, “pero sí veo factible que estas ajusten sus proyecciones del país y aprieten calificación y perspectiva”, añade Silva.

Lo que sí está claro para los analistas es que si los precios internacionales del petróleo se mantienen a los niveles actuales y la baja de interés por parte del Emisor surte efecto en la economía y el consumo, los colombianos volverán a tener un dólar cercano a los 2.900 pesos para diciembre.

Siga bajando para encontrar más contenido