¿Por qué los bonos colombianos han tenido tan mal desempeño?

Los bonos locales han sufrido una caída del 7,1 por ciento, una de las mayores en Latinoamérica. 

Bonos colombianos superarían los US$3.030 millones este año

La publicación del plan fiscal de mediano plazo del gobierno cambió la percepción de los inversionistas sobre Colombia.

Archivo particular. 

Economía
POR:
Portafolio
julio 16 de 2017 - 11:29 a.m.
2017-07-16

Los bonos locales en pesos de Colombia han sido los valores con el peor desempeño de América Latina desde que el plan fiscal del gobierno, publicado el mes pasado, dejó a los inversionistas escépticos sobre las finanzas públicas del país y su capacidad para evitar una rebaja crediticia.

(Lea: Emisiones de bonos en el mercado local van en $5,4 billones

Los bonos locales de referencia, conocidos como TES, han caído desde que el plan fue publicado el 14 de junio, llevando los rendimientos, que habían estado cerca de mínimos de cuatro años, a subir 51 puntos básicos a 6,44 por ciento.

(Lea: Gobierno busca facilitar las emisiones privadas de bonos) 

La caída del 7,1 por ciento que sufrieron los bonos locales desde que el plan fue publicado fue la mayor en la región y la peor después de Sudáfrica entre los mercados emergentes en el índice soberano local de Bloomberg, que descendió 1,2 por ciento en el mismo periodo.

La publicación del plan fiscal de mediano plazo del gobierno cambió la percepción de los inversionistas sobre Colombia. Hace más difícil para el gobierno adherirse a los límites de endeudamiento, conocidos como la "regla fiscal", y puede llevar a algunos inversionistas a preguntarse si el país se enfrentará a una rebaja de calificación, dijo Juan David Ballén, jefe de investigación de Casa de Bolsa.

"A la gente no le gustaba que elevaran las proyecciones de déficit para este año y el próximo, y va a ser muy difícil para el gobierno cumplir con la regla fiscal", aseguró Ballén.

También hay incertidumbre si la próxima administración que asume el cargo después de las elecciones de 2018 pueda aprobar otra reforma tributaria, dijo.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos elevó el año pasado el impuesto a las ventas en tres puntos porcentuales para evitar la amenaza de una rebaja crediticia.

Con la economía que crece a su ritmo más débil en 7 años, y los ingresos gubernamentales por concepto de petróleo afectados por la baja de los precios del crudo, el nuevo gobierno que asumirá el cargo el próximo año tendrá que aprobar otra reforma fiscal, dijo Ballén.

El marco fiscal de mediano plazo mostró que habrá una mayor emisión de bonos en pesos locales este año para financiar el déficit fiscal más amplio.

El gobierno prevé que el producto interno bruto crecerá un 2,3 por ciento este año y un 3,5 por ciento en 2018, mientras que sus cuentas fiscales incluyen estimaciones de precios del petróleo de US$51 este año y US$60 por barril el próximo.

"El marco fiscal fue el principal game changer en el mercado de TES", dijo German Cristancho, jefe de investigación de Corredores Davivienda. La publicación "logró incrementar la percepción de riesgo del mercado y eso es lo que principalmente está haciendo que los TES se desvaloricen".