Las ventajas de la biometría en el mundo financiero

La autenticación por voz es una alternativa eficaz que puede convertirse en una estrategia para llevar la confianza a todos los usuarios.

El 15% cree que la biometría parece una forma segura de mantener su información personal protegida.

Archivo Portafolio.co

Innovación
POR:
Portafolio
abril 20 de 2017 - 10:20 p.m.
2017-04-20

Los pines, las claves y las preguntas de seguridad que muchas entidades financieras solicitan para verificar que una persona es quien dice ser, están siendo complementados con técnicas de autenticación biométrica como las huellas dactilares, el iris y la voz, que ofrecen mayor seguridad para identificar a una persona antes de realizar una transacción, y al mismo tiempo son una alternativa para agilizar distintos trámites, pues no requieren la presencia física de las personas.

En Colombia, recientemente se firmó un convenio entre la Registraduría Nacional, Asobancaria y empresas de seguridad digital, que busca implementar este tipo de tecnologías de autenticación en el sector financiero para reducir el riesgo de fraude y suplantación de identidad. Y paralelamente, en el país también está disponible el mecanismo autenticación biométrica por voz, que permite firmar documentos como contratos y pagarés entre otros, a través de una simple llamada telefónica, ahorrando tiempos de desplazamiento y papeleo a las personas.

BIOMETRÍA EN CIFRAS

De acuerdo con una investigación de BCC, el mercado global de las tecnologías biométricas alcanzará los US41.500 millones para el 2020. El segmento de huellas dactilares llegará a US$24.400 millones y otros componentes biométricos como reconocimiento facial, venas y voz, se incrementarán hasta los US$ 11.900 millones, para el mismo año. Se plantea entonces una expansión de la autenticación biométrica en el sector financiero y de manera posterior en los temas gubernamentales, relacionados con el control de identidad de los ciudadanos de un país o región.

Entidades privadas y gubernamentales de todo el mundo, han comenzado a implementar estos sistemas. Según cifras de Certicámara, las empresas y entidades públicas invirtieron en el 2016 cerca de $40.000 millones en herramientas tecnológicas con altos niveles de seguridad para proteger sistemas de información, canales transaccionales y validar la identidad de ciudadanos.

LAS PERSONAS LO PIDEN

Es tal la aceptación de estas herramientas gracias a su seguridad y practicidad, que una encuesta realizada por Visa en Europa durante 2016 reveló que dos terceras partes de los usuarios quieren que se implemente la autenticación biométrica para pagos, y que la mitad de ellos cree que sus transacciones serán sencillas y rápidas con esta tecnología.

Claramente, esta visión optimista debe estar fundamentada en la garantía de que toda la información biométrica de las personas esté protegida y debidamente asegurada. Si este es el caso, la más reciente encuesta internacional de Gemalto sobre la percepción de confianza de los usuarios en las aplicaciones móviles muestra que el 68% de los encuestados estarían dispuestos a llevar en su celular incluso documentos de identidad digital como su pasaporte o cédula.

ARRIESGÁNDOSE A INNOVAR

Varias compañías del sector financiero ya están abrazando las tecnologías de autenticación biométrica. MasterCard recientemente lanzó el Identity Check Mobile que utiliza la huella o el reconocimiento facial para verificar la identidad de los tarjetahabientes en línea; el banco japonés Pgaki Kyoritsu planea usar lectores de palma en sus sucursales para identificar a sus clientes; el Citibank ahora permite utilizar un rango de rasgos biométricos, que incluyen el reconocimiento facial para poder acceder a una cuenta, y con una simple selfie los brasileños pueden iniciar su sesión en el banco Neón, desde su celular o computador.

FIRMA CON LA VOZ

Con el aval de Certicámara - entidad líder en certificación digital en el país y autoridad de registro que provee seguridad jurídica y tecnológica en entornos electrónicos, cumpliendo el marco legal y estándares internacionales, compañías como Unísono ya prestan el servicio a las empresas para permitir firmar electrónicamente con base en el perfil biométrico de la voz, el cual es una realidad. Dicha tecnología ofrece tal grado de sofisticación en detalles, que no admite imitaciones y aplica para todos los sectores que requieran realizar procesos de autenticación y firma de documentos por parte de sus clientes, tanto para el sector financiero como para el real.

Una vez ha sido contratado el servicio por una empresa, el proveedor del servicio llama a las personas que hacen parte de la base de datos del cliente para hacerles la prueba de voz, cuyo registro es grabado en un sistema de Certicámara. Posteriormente, en el momento en que se requiere la firma de las personas, se les llama telefónicamente, y la voz de la persona al otro lado de la línea, debe coincidir con la del registro grabado. Ninguna voz es igual a otra. La seguridad de la autenticación por voz es tal que reconoce a un usuario aun si está enfermo y cambia el tono de la voz.

Estas tecnologías son sometidas a pruebas de ambientes con exposición al ruido, grabaciones, imitadores y voces alteradas, que no logran engañar al sistema porque las características biométricas son únicas e intransferibles.

Los principales beneficios son el aumento de la eficiencia, la reducción de los riesgos y los costos en la emisión. Genera ahorros en papelería, impresión, almacenamiento, transporte y en la gestión física asociada al pagaré físico, además de permitir ahorros en tiempo de desplazamientos, pues se pueden firmar documentos de manera segura, desde cualquier lugar, mediante una llamada.

María del Pilar Barrios,
directora comercial de Unísono Colombia.